La calidad del producto y la calidad del personal, claves en el éxito de un restaurante

publicado en: Consejos, Restauración | 0

Lo que mejor define a un buen restaurante es sin lugar a duda LA CALIDAD. Sin embargo, este calificativo tan ansiado por la hostelería no se gana de cualquier manera ni se centra exclusivamente en un sólo aspecto.

El cliente es cada vez más exigente y en parte, ello se debe a que afortunadamente, los restaurantes ofrecen cada vez más un cúmulo de factores altamente positivos que los hacen atrayentes y los sitúan en los más altos niveles del escalafón hostelero.

Algunos diseños de interior y exterior resultan un primer reclamo poderosísimo para inclinar al cliente a elegir nuestro negocio, y es que de primeras, aquello que agrada a la vista se posiciona como mejor opción.

Pero la CALIDAD se mide por otros muchos parámetros que sin duda son los verdaderamente importantes, y de ellos, destacamos dos que sin duda, son la base y el eje central del éxito de todo restaurante que se precie y que decididamente, deben ir siempre uno junto al otro y en idéntica proporción, pues la ausencia de uno invalidaría la presencia del otro y viceversa.

Calidad de los productos:

El 50 % del éxito de un negocio de hostelería es sin duda su cocina y aquello que se sirve al cliente. Esto es algo que se cuida con esmero en muchos restaurantes y que se convierte en uno de sus ejes vertebradores como bien saben en “Casa Antonio”, clarísimo ejemplo de la máxima calidad en los productos que se utilizan para elaborar sus afamadas recetas.

Carnes, pescados, verduras, etc se seleccionan cuidadosamente asegurando productos frescos, de máxima calidad, que proporcionen sabor y exquisitez en los platos elaborados. Todo ello en manos de un buen cocinero son sinónimo de éxito en cada plato.

Calidad del personal:

Aquí radica pues el otro 50% restante, en los profesionales que asisten las diferentes funciones y labores necesarias en un restaurante.

La CALIDAD HUMANA es imprescindible para ofrecer al cliente todo cuanto merece después de haber seleccionado nuestro negocio para disfrutar de un buen rato a la mesa.

En Restaurante Casa Antonio pueden presumir de ofrecer un trato cercano, atento, profesional y exquisito al comensal por parte de todos los integrantes de la cadena humana necesaria para que un buen restaurante ofrezca siempre lo mejor.

Asesorar a los clientes, orientarlos debidamente en función de sus intereses, recomendar platos que intuyen pueden ser la mejor opción para cada uno de ellos, estar siempre pendientes de cuanto precise cada mesa, inmediatez y eficacia son algunos de los aspectos que deben acompañar siempre al personal que trabaja mano a mano con el cliente.

No menos importante resulta el personal de cocina, cuya función es determinante para propiciar la total satisfacción del cliente materializando en cada plato la suma de “todas las calidades necesarias”. Para ello resulta determinante una labor de coordinación, reparto de funciones, respeto a las jerarquías y plena conexión con el resto del personal.

Sin duda, la suma de productos y recursos humanos, ambos de calidad, serán con seguridad la mejor carta de presentación de cualquier restaurante que se precie y que busque asentarse como referente en una ciudad.

Quizás te interese...

Dejar una opinión