Puente Romano

Puente Romano

publicado en: Sitios emblemáticos de Córdoba | 0

Construido en el Siglo I a.C., fue declarado Bien de Interés Cultural en 1931 y suponía uno de los puntos de entrada a la ciudad más importantes

La construcción del puente data del Siglo I a.C. durante la ocupación romana de la ciudad. Mide 331 metros y lo componen 16 arcos (4 apuntados y el resto de medio punto). En el centro del puente podemos admirar una escultura en piedra, datada en 1651, del Arcángel San Rafael, Custodio de la ciudad.

Conviene remarcar que se encuentra en el paraje conocido como Sotos de la Albolafia, que es una pequeña reserva natural donde se pueden ver muchas especies de aves, algunas incluso en peligro de extinción. La Guía de Córdoba anima al visitante a contemplar los molinos que aún hoy se conservan, entre los que podríamos destacar el Molino de la Albolafia, que aparece en el escudo de la ciudad.

Además de ser una de las vías más importantes de entrada a la ciudad desde la zona sur, era el único punto en el que se podía cruzar el río sin tener que utilizar ningún tipo de embarcación. De hecho, se cree que la Vía Augusta que unía Roma con Cádiz pasaba por este puente.

Junto con la Mezquita-Catedral, el río Guadalquivir, la Puerta del Puente (con el erróneamente conocido como Arco del Triunfo) y el propio Puente Romano de Córdoba, se configura una de las vistas más exquisitas que el viajero pueda contemplar en toda la ciudad.

El puente, junto con la Puerta del Puente y la Torre de la Calahorra, fue declarado Bien de Interés Cultural en 1931 y se integra en el centro histórico de Córdoba, que la Unesco declaró Patrimonio de la Humanidad en 1994.

Dado su excelente estado de conservación, tras las últimas actuaciones para restaurarlo, ha servido como localización en diversas películas cinematográficas y en series televisivas como Juego de Tronos.

Quizás te interese...

Dejar una opinión