¿Qué ver en Córdoba?

¿Qué ver en Córdoba?

publicado en: Consejos | 0

La ciudad califal es históricamente una de las más llamativa de España y ofrece muchas posibilidades para pasar un placentero fin de semana en pareja o con amigos. Los alojamientos de Córdoba son de todo tipo y hay gran variedad de hostales en el centro histórico que tienen un alto nivel de excelencia, de este modo, te encontrarás cerca de los principales atractivos de la ciudad.

Muchos son los atractivos que a continuación os resumimos, pero si no quieres perderte nada de nada: ni su historia, anécdotas, rincones perdidos o únicos… En la ciudad califa existen numerosos profesionales que te ofrecerán el servicio de guía turístico para disfrutar aún más de Córdoba.

Lugares para ver en Córdoba

  • Mezquita- Catedral. La entrada general es de 8 euros sin visita guiada, aunque bien merece la pena contratar un guía para conocer los rincones de este monumento que sintetiza de forma única la tradición musulmana de la mezquita construida por varias generaciones de califas y la explosión barroca y neoclásica del catolicismo en su nave central. Un lugar único que conviene visitar temprano para evitar masificación. Otra opción es contratar las visitas nocturnas al monumento con recreación luminosa.
  • Alcázar de los Reyes Cristianos. El antiguo alcázar se remonta a la época romana de la ciudad y encontraremos mosaicos que datan de las fechas de fundación de la ciudad. Además el principal atractivo de este emblemático lugar son sus jardines y fuentes en terrazas a distintas alturas. Un agradable paseo en las tardes para evitar el excesivo calor.
  • Puente romano y Calahorra. Se ha convertido con los años en un símbolo de la ciudad que ahora se puede disfrutar en un agradable paseo que completar con la entrada al monumento que contiene un museo de la ciudad y unas vistas inmejorables desde sus almenas de todo el casco histórico, el río Guadalquivir y por supuesto, la Mezquita.
  • Paseo por la judería. Entrar en alguna de las callejas de la judería es extrapolarse a otra época donde el ruido, el rumor del agua en cada una de sus fuentes, la convertían en la Córdoba con embrujo que hoy se conserva como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Es mejor no seguir una ruta concreta sino dejarse llevar por el atractivo de caminar sin rumbo. Sin embargo, no podemos dejar de recorrer callejuelas como El Pañuelo, Calleja las Flores, Judíos o la Hoguera… por mencionar algunas.
  • Es una pequeña sinagoga que sigue ofreciendo culto ciertas horas al día que cierra para turistas. Córdoba es conocida mundialmente por la convivencia de religiones y culturas en su época de mayor esplendor califal.
  • Antiguo Templo Romano. Se encuentra en los límites de la Córdoba más comercial pero sobresale esta columnata romana que supuso uno de los más importantes templos de la ciudad en su etapa romana.
  • Medina Azahara. Es recomendable realizar una visita guiada puesto que el monumento que fue una antigua ciudad califal alejada de Córdoba que creó Abderraman III para su amada Azahara, está a unos 20 minutos del centro de la ciudad en autobús. También hay tours organizados. Está en una larga etapa de restauración pero podemos contemplar los impresionantes salones califales y el Museo de Interpretación es una buena forma de acercarse a descubrirlo.
  • Festival de los Patios. Si decidimos visitar Córdoba en mayo contaremos con uno de los mayores atractivos turísticos que ofrece esta ciudad andaluza, su festival de Patios y Balcones. El mes de mayo es una explosión de color en la ciudad y una de sus más conocidas tradiciones es la decoración floral y con elementos antiguos de los patios de vecinos que se encuentran en los barrios antiguos de la urbe. No hay que perdérselo pero conviene reservar alojamiento con suficiente antelación.

Entre paseo y paseo por Córdoba no puede faltar una parada en alguna de sus tabernas donde beber un buen fino de denominación de origen Montilla, su jamón ibérico de los Pedroches y deleitarse con la gastronomía tradicional de la ciudad como su salmorejo, rabo de toro o berenjenas con miel de caña. En la tarde otra gran opción es visitar los Baños Árabes para relajarse en sus piscinas y con alguno de sus tratamientos. No cabe duda que querrás regresar a Córdoba una y otra vez.

Quizás te interese...

Dejar una opinión