Si vienes a Córdoba, visita obligada a Medina Azahara.

publicado en: Consejos | 0

La ciudad de Córdoba pone al alcance del visitante un amplio abanico cultural en el que no puede faltar una visita, y mejor si es visita guiada, a las ruinas de la conocida ciudad de Medina Azahara.

Aunque se encuentra a 8 kilómetros de la ciudad, el acceso y forma de llegar es muy fácil y se disponen de los medios públicos necesarios  para facilitar al visitante un paseo por este conjunto arqueológico que data del año 929 después de Cristo.

Pasear por Medina Azahara: soñar e imaginar el más hermoso de los lugares.

Imaginar tal vez sea una de los grandes retos de este lugar, pues el expolio progresivo al que ha sido sometido durante siglos obliga a intentar visualizar aspectos y elementos  mediante una buena explicación de un guía profesional y los restos que nos ofrecen datos reveladores.

Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO el pasado 2018, fue el sueño hecho realidad de Abd-al-Rahman III, deseoso de hacer constar su poder y su fortaleza como recién autoproclamado Califa, aún cuando la parte más romántica de la historia induce a creer que el motivo de su construcción no fue otro que agasajar a su favorita Azahara.

La ciudad se encontraba totalmente amurallada y se dividía en tres zonas claramente diferenciadas y vinculadas a la categoría social de sus habitantes reservando la parte de mayor altura, más intimidad y mejores vistas para las dependencias del Califa y su familia.

La riqueza de los materiales utilizados es constatable a través de múltiples escritos y manuscritos de la época y en la actualidad, la joya mejor conservada y en proceso de restauración que impide la visita del público es el conocido como Salón Rico.

Existe la posibilidad de visitar Medina Azahara de día,  en horario de 9 a 18 horas, toda la semana excepto los lunes, siendo gratis la entrada al conjunto para todos los ciudadanos de la Unión Europea.

Para llegar es necesario aparcar el vehículo en una primera zona destinada a ello y hacer uso de un autobús lanzadera que realiza constantemente viajes de subida y bajada desde la zona del parking.

En los meses de finales de primavera y verano existen unas visitas guiadas en horario nocturno con un impresionante juego de luces que le confieren un clima mágico y espectacular.

 

 

Deja un comentario