Córdoba, ciudad del califato, ha conservado intacto el extraordinario legado histórico y artístico procedente de la época en la que fue capital del Imperio Omeya, en la que destacó por ser ejemplo en todo el mundo de convivencia y tolerancia pacífica de diversas religiones y culturas: la musulmana, la judía y la cristiana.

Si solo tienes dos días para visitar Córdoba, aquí te ofrecemos una pequeña guía de los enclaves más importantes que no te puedes perder.

Si dispones de poco tiempo, la mejor opción es alojarte en uno de los hoteles con encanto ubicados cerca del casco antiguo, esto te permitirá disfrutar del centro histórico de la ciudad, y callejear por los alrededores descubriendo, a cada paso, los monumentos más emblemáticos de la ciudad. Cerca del casco antiguo se encuentra el lugar imprescindible de tu visita:

• La Mezquita de Córdoba

La Mezquita- Catedral de Córdoba es la auténtica joya de la ciudad y la tercera mezquita más grande del mundo, tan solo por detrás de La Meca y la Mezquita Azul de Estambul. La Mezquita de Córdaba, junto con la Alambra de Granada, son los monumentos españoles más representativo de estilo arquitectónico andalusí. Lo más recomendable es visitar La Mezquita a primera hora de la mañana cuando no hay excesiva concentración de publico, con el fin de poderla apreciar en su total grandiosidad. Otra opción es acudir a la Mezquita por la noche, en la que se ofrecen visitas guiadas. En este caso no olvides efectuar la reserva con suficiente antelación. La Mezquita fue declarada por la Unesco en 1984 Patrimonio de la Humanidad.

Visitar la mezquita de cordoba

• Puente Romano

Muy cerca de la Mezquita se encuentra el Puente Romano, coloquialmente llamado “El Puente Viejo”, construido sobre el río Guadalquivir en el siglo I.

Puente Romano de Cordoba

• Torre de la Calahorra

Seguidamente puedes visitar la Torre de la Calahorra, construida en el siglo XIII. Está situada junto al Puente Romano y, junto con él, ha sido declarada Monumento de Interés Cultural por la Unesco.

• Casco antiguo o judería

Puedes aprovechar la hora de comer para volver al casco antiguo, también declarado en su conjunto Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, y recorrer las típicas callejuelas de la judería, repletas de encantadores bares y restaurantes donde podrás disfrutar de los mejores platos de la típica gastronomía cordobesa: el salmorejo, los flamenquines, las berenjenas con miel, el rabo de toro estofado y las aceitunas aliñadas. Una verdadera delicia para el paladar.

juderia de cordoba

• Barrio de las flores

Después de comer puedes visitar el Barrio de las Flores, situado en plena judería, y admirar las flores y enrejados colocadas en los balcones y paredes de los edificios. Al final se encuentra la Calleja de las Flores, una vista típica de la ciudad con las imagen de las flores y, al fondo, el alminar de la Mezquita. Si tienes ocasión de visitar Córdoba durante los días 8 a 19 de mayo, puedes asistir al Concurso de los Patios de Córdoba, en el que participan la mayoría de los vecinos de Córdoba engalanando sus patios particulares. Este concurso ha sido declarado recientemente Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco.

• Palacio de Viana

Puedes finalizar la primera jornada visitando El Palacio de Viana, con sus doce patios, que representa lo mejor de la tradición arquitectónica popular de los estilos romanos y árabes combinado con exuberantes jardines, repletos de flores, plantes y un auténtico espectáculo de agua y de luz.

• Álcazar de los Reyes Cristianos

Podemos comenzar la segunda jornada visitando El Alcázar de los Reyes Cristianos, sus espectaculares jardines y el Museo de los Mosaicos que se encuentra ubicado en su interior.

• Caballerizas Reales

Seguiremos la ruta visitando las Caballerizas Reales, situadas muy cerca del Alcázar de los Reyes Cristianos, en donde podremos disfrutar de un espectáculo de exhibición ecuestre realizados por caballos de pura raza española.

caballerizas reales de cordoba

• Baños Arabes

Puedes concluir tu ultima jornada visitando los Baños Árabes Hammam Al-Ándalus, magníficamente situados junto a la Mezquita de Córdoba. Los Baños Árabes de Córdoba recrean en todo su esplendor los auténticos baños árabes de la época califal y son los más grandes de los existentes en Europa.

Si todavía dispones de un poco de tiempo puedes visitar, a una distancia de 7 kilómetros de Córdoba, el célebre conjunto arqueológico, formado por el Palacio y Ruinas las de Medina Azahara. Estas proceden del año 940 en el que Abderramán III construyó el Palacio y los alrededores en homenaje a su esposa favorita, que se llamaba Azahara.

Córdoba sorprende a cada paso con su riqueza monumental, exquisita e imponente, en la que se integran armoniosamente los estilos arquitectónicos más representativos del cruce de culturas correspondiente a su pasado histórico. Tradiciones únicas, como sus Patios de Flores, la cría y exhibición ecuestre del auténtico caballo de raza española y el aroma de azahar sorprende al viajero a cada paso, convirtiendo su visita en una experiencia cultural y sensorial única en el mudo.